Vestido de punto

¡Sígueme paso a paso para hacerlo tu misma!

Share on Tumblr
Tumblr
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Este tipo de vestido siempre me ha gustado, creo que sienta bastante bien a la figura femenina, porque si tienes caderas, te las disimula, si no tienes demasiadas, parece que las tengas. !Además es muy cómodo!

Escote cruzado y corte en las caderas, estiliza la figura y ensancha un pelin en la base por la amplitud de la falda, lo que lo hace muy bonito al cuerpo.

Para este vestido debéis escoger un punto que no sea demasiado elástico que tenga un poco de firmeza, sino, el escote os caerá hacia delante. Aunque el tejido que le iría perfecto es una felpa no demasiado gruesa, porque no te da sorpresas como el tejido de punto muy elástico, pero eso ya lo dejo a vuestra elección, eso si, no uséis tejido no elástico, porque el patrón no está adaptado para ello.

En mi caso, hacía tiempo que me habían regalado un retal de tejido de punto y lo aparqué durante bastante tiempo, yo soy más de trabajar con tejido de plana (tejido no elástico), pero me apetecía hacerme este tipo de vestido, así que lo rescaté y lo he combinado con otro tejido estampado que ya tenía. Podéis hacerlo todo de un mismo color o poner varios tejidos (que puede quedar muy divertido), eso al gusto de cada una.

Estos son los tejidos que tenía. El tejido gris oscuro es bastante elástico, así que he tenido que controlarlo más para que no se diera más de lo debido y planchar más a menudo. (Tenerlo en cuenta, por si es vuestro caso)

Para obtener los patrones, debéis pinchar aquí.

Escogéis la talla que más se adapte a vuestras medidas (S,M,L y XL).

Os dejo aquí una relación de lo que mide cada talla para saber cual necesitaréis.

TALLALARGO MANGA-CADERA-PECHO-LARGO VESTIDO

S – ——-60— —- 94- —-88- ——93,5-

M ——- 61——–98——92——–94,5-

L ——–62——– 102—–96——–95,5-

XL — —–63——–106—–100——– 97-

Unis las hojas haciendo coincidir las letras que he puesto junto a las flechas, cortáis el patrón y lo extendéis sobre la tela respetando el recto hilo que marca el patrón.

En mi caso escogí hacerme una manga de cada color para que no se viera tan oscuro, depende mucho del tejido que tengáis y del estilo de cada una.

Tener siempre en cuenta el recto hilo en relación al orillo de la tela, que mida siempre la misma distancia en toda su largada, sino, el vestido os puede quedar como un churro.
Piezas del vestido cortadas.

Vamos a empezar uniendo los dos delanteros como queremos que nos cruce, en mi caso he preferido poner el estampado en el interior, ya que la falda es del mismo color y de ésta forma daba más contraste al vestido.

Y ahora unimos la falda a los cuerpos, delanteros y espalda, independientemente.

Cuerpos delantero y espalda montados.

Antes de montar las mangas y cerrar los costados, debemos poner las vistas del escote delanteras. Para ello debéis cortar un trozo de tela con la forma del patrón delantero, unos 5cm de ancho.

Yo puse el tejido estampado, que pese a ser de punto también, tiene mas consistencia y evitará que nos caiga el escote. Si en vuestro caso se trata de un tejido muy elástico, os aconsejo que pongáis otro tejido con menos elasticidad o bien una cinta de bies comprada en la mercería.

Pulimos las vistas con la overclock y pasamos a coserlas.

Una vez cosidas las vistas, planchamos y giramos hacia el interior (Foto 1). Volvemos a planchar con las vistas giradas y hacemos unos pespuntes a máquina. Como la vista es ancha, yo he hecho 5 cargas a medida de pata (0,7cm) entre ellas, para reforzar más, la zona del escote (foto 2).

Pasamos a la espalda, la extendemos sobre la mesa con el lado exterior hacia arriba, pues le vamos a poner la vista, le pasamos la overlock en el lado redondeado y la colocamos, con la parte exterior hacia abajo, haciéndola coincidir con la forma del escote de la espalda y uniendo los piquetes (tal como en la foto).

Ya podemos unir el delantero con la espalda, por los hombros, y coserlo por donde estan las pinzas de colores (foto 3). Antes de hacer este paso, os aconsejo que hagáis una prueba del vestido, ya que dependiendo de la caída o elasticidad de la tela que hayáis escogido, es probable que os quede más alargado el cuerpo delantero, si es el caso, rectificarlo por los hombros antes de coser las mangas.

Para coser la vista de la espalda, como las vistas del escote delantero ya estaban cosidas, lo que debemos hacer es montar la vista de la espalda sobre las anteriores para que al girar quede todo pulido. En la foto 4, es como os debe quedar.

Giramos todo del derecho, planchamos bien con un trapo encima para proteger la tela y pasamos una carga en todo el alrededor de la vista redondeada de la espalda para asegurarla, si os torcéis, pasar una aguja con un hilván para tener una guía mejor y os quede más bonita, pensar que este pespunte se va a ver bastante. (Foto 5) En la foto 6 con la vista de la espalda cosida y como debe quedar por el interior, ¿veis que pulido queda? y al ser una vista grande refuerza la zona del cuello y parte de la espalda.

Les toca el turno a las mangas, aviso para las que no tenéis demasiada práctica en la costura, que este es un paso un poco más complejo, ya que es fácil que quede algún pliegue en la copa de la manga, vuelvo a decir, las que no os atreváis a coser directamente, volvéis a pasar un hilván.

Aquí coseremos las mangas en plano, empezando por un extremo de la sisa y acabando por el otro. Tener en cuenta el piquete del centro de la copa de la manga, hacerlo coincidir con la costura del hombro. En la foto 7 os muestro las sisas y la manga por separado, la forma de como deberán quedar. En la foto 8, le damos vuelta hacia abajo a la manga, sin tocar las sisas del cuerpo y la preparamos para coser por un extremo, pasando por el piquete del centro de la manga, hasta el otro extremo.

Una vez cosida la manga, debemos cerrar todo el costado (zona cogida con pinzas de colores), desde el puño de la manga hasta la base de la falda (foto 9), giramos todo el vestido del revés, tal cual la foto 10 y cosemos como he explicado en éste párrafo. Foto 11, costado cosido con overlock.

Momento de coser los dobladillos de las mangas y la falda, con ayuda de los piquetes, doblamos, planchamos y para las más experimentadas pasamos a la máquina directamente con las agujas, para las que no tanto, volvemos a pasar un hilván,! y a la máquina!

Para hacer los dobladillos, doblamos dos veces con la ayuda de la plancha, la primera por donde está marcado el piquete y la segunda la iremos doblando tan solo 1 cm, tal y como en la foto a continuación, para dejarlo pulido.

De todas las piezas cortadas del vestido, sólo nos queda la cintura, que son dos piezas. Las unimos entre sí por uno de los lados y lo encaramos por el lado derecho del vestido por el costado, donde se unen el cuerpo con la falda.

Extendemos el vestido en un lugar cómodo para poder trabajar la cintura, yo lo hago en la plancha para no coger la otra parte del vestido con los alfileres. Colocamos la pieza de la cintura en el centro de la costura que separa el cuerpo de la falda y metemos 1cm por cada lado hacia adentro sujetándolo con alfileres para coserlo después a la máquina. Como en las fotos.

Para el interior del cinturón yo he escogido poner una goma elástica de 3 cm de grosor, pero también es una buena opción ponerle un cordón o una cinta, al gusto de cada una.

Si vuestro caso es la goma elástica, lo que tenéis que hacer es tomar la medida de vuestra cadera y apretar un «pelin», pero no demasiado, ya que afearía el vestido y lo más probable es que se os subiera para arriba, la goma busca su lugar para no estar tibante todo el tiempo y más si no hay nada que la sujete.

Cosemos el elástico para cerrarlo a la medida deseada y cerramos la pieza de la cintura por el lado que nos faltaba. Acabamos de coser a máquina el trozo que nos ha quedado abierto para poner la goma.

Coser el trozo que nos ha quedado abierto al poner el elástico, haciendo coincidir las costuras.

En el caso de poner una cinta o cordón, dejar la obertura como en la foto de abajo. Os ayudáis por medio de un pasador o lo que tengáis y lo vais introduciendo por la cintura como en la foto de abajo, después escondéis los finales hacia adentro, de forma que queden doblados pero sin coserlos al vestido, sólo arriba y abajo para que el cordón se pueda mover y ajustar lo deseado.

Por último, planchamos.

Y VOILA!!

¿Que os aparecido? ¿Tenéis dudas? Os respondo a todas vuestras preguntas y si van acompañadas de alguna foto de vuestro vestido, mucho mejor para poder ayudaros.

Ah! Por si os sirve de ayuda, yo llevo puesto la talla M. 🙂

Hasta la próxima!!

Sandra

Share on Tumblr
Tumblr
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *