Nenya

Estábamos en una comida familiar y mi primo me dice: Sandra, ¿Quieres un perro?. Yo en aquel entonces vivía sola y sin ninguna mascota, lo cual para mi era raro, porque desde que tengo consciencia siempre hubo un perro en casa, así que esa pregunta para mi era muy tentadora..

En quince días nacían trece cachorritos blancos de golden retriever, pero el propietario de mi casa en esos momentos, no quería perros.. Así que pensé, bien, pues me cambio de casa!

Nada más verla ya la amaba, además era muy graciosa, me hacía reír todo el tiempo con sus monerías y muy muy buena, porque a pesar de ser un cachorro, jamás me rompió nada!

Siempre he sido super fan de la trilogía del señor de los anillos, y me encantó el anillo que lleva en el dedo la elfa Galadriel, NENYA, «el anillo blanco»o»el anillo del agua. A los golden retriever les fascina el agua, al menos a la mia y como es de color blanca, le quedaba perfecto el nombre!

Los siguientes años fueron fantásticos con ella, me la llevaba a todas partes siempre que podía, salvo cuando tenía que ir a trabajar. La transportaba en una especie de «capazo cama» que le encantaba y cuando le decía que volvíamos a casa, corría a colocarse en el capazo, jiji era un amor..

Cuando era bien pequeña le empecé a dar trozos de pan duro y hoy en la actualidad, me espera todas las mañanas hasta que le doy su trozo de pan.

Cuatro años después acababa de ser madre de mi pequeña Beth, ni que decir tiene los celos que tenía pobrecita, porque por mucho que la cuidara y le diera lo que necesitaba, nunca pude darle todo el tiempo del mundo, no como cuando estas sola y las que somos madres sabemos lo absorbente que es tener un bebe, el tiempo libre que tenía, solo quería dormir!.. Pues una tarde tranquila de sábado,vi un comportamiento muy raro en ella.. La verdad es que me asusté muchísimo y llamé corriendo al veterinario…..Estaba teniendo una convulsión!…. Diagnostico: Mi perra era epiléptica!… Ni que decir tiene la tristeza que me entró, de hecho más tarde me enteré que tres de sus hermanos también lo eran, pero con convulsiones mucho más fuertes, de hecho a uno de ellos lo tuvieron que sacrificar. Nenya tenía un nivel bastante alto y pese a que comencé a medicarla diariamente, no bajaba el nivel de las convulsiones.

Pasé dos años un poco complicados, ya que solía darle las ataques en cualquier momento y con un bebé en brazos era muy estresante tener que atender a las dos a la vez, si se daba el caso, por suerte nunca pasó nada, aunque solia darle los ataques por la noche y me despertaba sobresaltada con los ruidos y golpes fuertes.. tenía que bajar corriendo las escaleras (era una casa de dos plantas) para evitar que se hiciera daño y a la vez darle un medicamento lo cual era muy difícil en ese estado tan «ido» en el que entran, pierden la consciencia y no te reconocen durante unos minutos.

Con el tiempo las convulsiones empezaron a estar más controladas y como la medicación que le doy es muy fuerte para el cerebro,según el veterinario, decidimos ir retirándola poco a poco hasta eliminar la dosis totalmente, pero no pudo ser, volvía con los ataques, así que a día de hoy toma 4 pastillas a la semana y no ha vuelto a tener más, lo único que tengo que evitar es que se ponga muy nerviosa por algún ruido o petardos (Que los teme..) y así evito otro ataque, pero aquí está y aquí sigue, con sus 12 años, viejita, con algún problema en la cadera, pero fuerte y sana y aquí estoy yo y estaré siempre para acompañarla hasta el final de sus días, mi amiga, mi compañera, mi princesa, mi mitad, un ser muy especial para mi que me dejará un gran vació cuando se vaya…….Mi Nenya.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 169487_4740883117752_978627996_o.jpg
Share on Tumblr
Tumblr
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *