Vestido de punto

¡Sígueme paso a paso para hacerlo tu misma!

Este tipo de vestido siempre me ha gustado, creo que sienta bastante bien a la figura femenina, porque si tienes caderas, te las disimula, si no tienes demasiadas, parece que las tengas. !Además es muy cómodo!

Escote cruzado y corte en las caderas, estiliza la figura y ensancha un pelin en la base por la amplitud de la falda, lo que lo hace muy bonito al cuerpo.

Para este vestido debéis escoger un punto que no sea demasiado elástico que tenga un poco de firmeza, sino, el escote os caerá hacia delante. Aunque el tejido que le iría perfecto es una felpa no demasiado gruesa, porque no te da sorpresas como el tejido de punto muy elástico, pero eso ya lo dejo a vuestra elección, eso si, no uséis tejido no elástico, porque el patrón no está adaptado para ello.

En mi caso, hacía tiempo que me habían regalado un retal de tejido de punto y lo aparqué durante bastante tiempo, yo soy más de trabajar con tejido de plana (tejido no elástico), pero me apetecía hacerme este tipo de vestido, así que lo rescaté y lo he combinado con otro tejido estampado que ya tenía. Podéis hacerlo todo de un mismo color o poner varios tejidos (que puede quedar muy divertido), eso al gusto de cada una.

Estos son los tejidos que tenía. El tejido gris oscuro es bastante elástico, así que he tenido que controlarlo más para que no se diera más de lo debido y planchar más a menudo. (Tenerlo en cuenta, por si es vuestro caso)

Para obtener los patrones, debéis pinchar aquí.

Escogéis la talla que más se adapte a vuestras medidas (S,M,L y XL).

Os dejo aquí una relación de lo que mide cada talla para saber cual necesitaréis.

TALLALARGO MANGA-CADERA-PECHO-LARGO VESTIDO

S – ——-60— —- 94- —-88- ——93,5-

M ——- 61——–98——92——–94,5-

L ——–62——– 102—–96——–95,5-

XL — —–63——–106—–100——– 97-

Unis las hojas haciendo coincidir las letras que he puesto junto a las flechas, cortáis el patrón y lo extendéis sobre la tela respetando el recto hilo que marca el patrón.

En mi caso escogí hacerme una manga de cada color para que no se viera tan oscuro, depende mucho del tejido que tengáis y del estilo de cada una.

Tener siempre en cuenta el recto hilo en relación al orillo de la tela, que mida siempre la misma distancia en toda su largada, sino, el vestido os puede quedar como un churro.
Piezas del vestido cortadas.

Vamos a empezar uniendo los dos delanteros como queremos que nos cruce, en mi caso he preferido poner el estampado en el interior, ya que la falda es del mismo color y de ésta forma daba más contraste al vestido.

Y ahora unimos la falda a los cuerpos, delanteros y espalda, independientemente.

Cuerpos delantero y espalda montados.

Antes de montar las mangas y cerrar los costados, debemos poner las vistas del escote delanteras. Para ello debéis cortar un trozo de tela con la forma del patrón delantero, unos 5cm de ancho.

Yo puse el tejido estampado, que pese a ser de punto también, tiene mas consistencia y evitará que nos caiga el escote. Si en vuestro caso se trata de un tejido muy elástico, os aconsejo que pongáis otro tejido con menos elasticidad o bien una cinta de bies comprada en la mercería.

Pulimos las vistas con la overclock y pasamos a coserlas.

Una vez cosidas las vistas, planchamos y giramos hacia el interior (Foto 1). Volvemos a planchar con las vistas giradas y hacemos unos pespuntes a máquina. Como la vista es ancha, yo he hecho 5 cargas a medida de pata (0,7cm) entre ellas, para reforzar más, la zona del escote (foto 2).

Pasamos a la espalda, la extendemos sobre la mesa con el lado exterior hacia arriba, pues le vamos a poner la vista, le pasamos la overlock en el lado redondeado y la colocamos, con la parte exterior hacia abajo, haciéndola coincidir con la forma del escote de la espalda y uniendo los piquetes (tal como en la foto).

Ya podemos unir el delantero con la espalda, por los hombros, y coserlo por donde estan las pinzas de colores (foto 3). Antes de hacer este paso, os aconsejo que hagáis una prueba del vestido, ya que dependiendo de la caída o elasticidad de la tela que hayáis escogido, es probable que os quede más alargado el cuerpo delantero, si es el caso, rectificarlo por los hombros antes de coser las mangas.

Para coser la vista de la espalda, como las vistas del escote delantero ya estaban cosidas, lo que debemos hacer es montar la vista de la espalda sobre las anteriores para que al girar quede todo pulido. En la foto 4, es como os debe quedar.

Giramos todo del derecho, planchamos bien con un trapo encima para proteger la tela y pasamos una carga en todo el alrededor de la vista redondeada de la espalda para asegurarla, si os torcéis, pasar una aguja con un hilván para tener una guía mejor y os quede más bonita, pensar que este pespunte se va a ver bastante. (Foto 5) En la foto 6 con la vista de la espalda cosida y como debe quedar por el interior, ¿veis que pulido queda? y al ser una vista grande refuerza la zona del cuello y parte de la espalda.

Les toca el turno a las mangas, aviso para las que no tenéis demasiada práctica en la costura, que este es un paso un poco más complejo, ya que es fácil que quede algún pliegue en la copa de la manga, vuelvo a decir, las que no os atreváis a coser directamente, volvéis a pasar un hilván.

Aquí coseremos las mangas en plano, empezando por un extremo de la sisa y acabando por el otro. Tener en cuenta el piquete del centro de la copa de la manga, hacerlo coincidir con la costura del hombro. En la foto 7 os muestro las sisas y la manga por separado, la forma de como deberán quedar. En la foto 8, le damos vuelta hacia abajo a la manga, sin tocar las sisas del cuerpo y la preparamos para coser por un extremo, pasando por el piquete del centro de la manga, hasta el otro extremo.

Una vez cosida la manga, debemos cerrar todo el costado (zona cogida con pinzas de colores), desde el puño de la manga hasta la base de la falda (foto 9), giramos todo el vestido del revés, tal cual la foto 10 y cosemos como he explicado en éste párrafo. Foto 11, costado cosido con overlock.

Momento de coser los dobladillos de las mangas y la falda, con ayuda de los piquetes, doblamos, planchamos y para las más experimentadas pasamos a la máquina directamente con las agujas, para las que no tanto, volvemos a pasar un hilván,! y a la máquina!

Para hacer los dobladillos, doblamos dos veces con la ayuda de la plancha, la primera por donde está marcado el piquete y la segunda la iremos doblando tan solo 1 cm, tal y como en la foto a continuación, para dejarlo pulido.

De todas las piezas cortadas del vestido, sólo nos queda la cintura, que son dos piezas. Las unimos entre sí por uno de los lados y lo encaramos por el lado derecho del vestido por el costado, donde se unen el cuerpo con la falda.

Extendemos el vestido en un lugar cómodo para poder trabajar la cintura, yo lo hago en la plancha para no coger la otra parte del vestido con los alfileres. Colocamos la pieza de la cintura en el centro de la costura que separa el cuerpo de la falda y metemos 1cm por cada lado hacia adentro sujetándolo con alfileres para coserlo después a la máquina. Como en las fotos.

Para el interior del cinturón yo he escogido poner una goma elástica de 3 cm de grosor, pero también es una buena opción ponerle un cordón o una cinta, al gusto de cada una.

Si vuestro caso es la goma elástica, lo que tenéis que hacer es tomar la medida de vuestra cadera y apretar un «pelin», pero no demasiado, ya que afearía el vestido y lo más probable es que se os subiera para arriba, la goma busca su lugar para no estar tibante todo el tiempo y más si no hay nada que la sujete.

Cosemos el elástico para cerrarlo a la medida deseada y cerramos la pieza de la cintura por el lado que nos faltaba. Acabamos de coser a máquina el trozo que nos ha quedado abierto para poner la goma.

Coser el trozo que nos ha quedado abierto al poner el elástico, haciendo coincidir las costuras.

En el caso de poner una cinta o cordón, dejar la obertura como en la foto de abajo. Os ayudáis por medio de un pasador o lo que tengáis y lo vais introduciendo por la cintura como en la foto de abajo, después escondéis los finales hacia adentro, de forma que queden doblados pero sin coserlos al vestido, sólo arriba y abajo para que el cordón se pueda mover y ajustar lo deseado.

Por último, planchamos.

Y VOILA!!

¿Que os aparecido? ¿Tenéis dudas? Os respondo a todas vuestras preguntas y si van acompañadas de alguna foto de vuestro vestido, mucho mejor para poder ayudaros.

Ah! Por si os sirve de ayuda, yo llevo puesto la talla M. 🙂

Hasta la próxima!!

Sandra

Neceser acolchado

Un neceser acolchado muy práctico que puedes hacerte tu misma en muy poco tiempo!

¿Quién no ha necesitado alguna vez un neceser o estuche para llevar en el bolso o mochila?. Práctico, ¿verdad? Que si necesitas llevar algún medicamento, que si pasas una noche fuera y llevar alguna ropa interior o el cepillo de dientes, las pinturas para maquillarte o si estás en esos días.. Hay que ser precavida! Bien pues aquí os dejo un tutorial para haceros un bonito y práctico neceser y además acolchado, para proteger aún más lo que llevas dentro.

Bien, material que necesitamos: 0,30 cm de guata, 0,30 cm de dos telas distintas de algodón, interior y exterior o si lo prefieres del mismo tejido y una cremallera de 0,30 cm. Si tenéis alguna que sea más grande, no importa, ese fue mi caso y la corté, eso si, rematar bien el final para que no se escape!

Trazamos en un papel, un cuadrado de 30×30 y lo recortamos para marcarlo en la tela. Cortamos dos piezas de tela y una de guata y reservaremos trozos de tela que necesitaremos más adelante.

Ahora juntamos con alfileres o pinzas, la tela exterior con la guata..

Colocamos la cremallera en los extremos también. Yo he usado una cremallera rosa que tenía por casa y que además era de las que se abren hasta abajo. Seguramente, si la compráis, será de las que no se abren, no importa, el resultado es el mismo. En mi caso tenéis que tener más cuidado para hacerla coincidir al cerrarla con el cursor y ponerla justo a la misma distancia la una de la otra con respecto a la tela. Eso si, fijaros bien en la fotografía de ponerla del revés con los dientes hacia abajo, mirando la tela.

Pasamos a la máquina de coser y cambiamos el prensatelas por el de coser cremalleras. Yo suelo coser siempre con el hilo del mismo color de la tela, en este caso la bobina de hilo era del color de la cremallera, rosa fucsia y el hilo de la canilla era blanco como la guata, la tela inferior que tenemos en este caso.

Una vez que hemos cosido los dos lados de la cremallera, colocamos la tela que nos hará de forro encima de todas, tal y como está en la foto y puesta del revés, la parte exterior quedará tocando la otra tela. La sujetamos con alfileres o pinzas y pasamos a la máquina de coser.

Cosidos los extremos de la tela interior, le damos la vuelta y un toque de plancha.

Una vez hayamos girado el estuche, si se da el caso, cortamos los trozos sobrantes de la cremallera y planchamos. Después pasaremos un pespunte a máquina por donde están los alfileres para aplanar esa zona e impedir que se nos enganche la tela cuando bajemos la cremallera.

Preparamos entonces los pliegues de los extremos del neceser. Ponemos el neceser tal y como en la foto y en la altura de la cremallera, pero en la tela de abajo, nos ponemos un alfiler para marcar el centro y así poder hacer los dos pliegues iguales.

Formamos el pliegue, tal y como os muestro en la fotografía, doblamos la tela hacia adentro del neceser sin pasarnos de la altura de la cremallera en un extremo y el alfiler en el otro extremo. Esos dos topes serán nuestras guías para no hacer el pliegue más grande.

Una vez hechos los pliegues, cerramos la cremallera y preparamos el tirador que colocaremos en el extremo contrario a la abertura de la cremallera. Cortaremos un rectángulo de la tela exterior o interior, según el gusto de cada uno, con las medidas 5×12 cm. y seguiremos los pasos de las fotografías a continuación

Tenemos cosida el asa y lo colocamos en el extremo contrario a la abertura de la cremallera, tal y como está en las imágenes.

Con el neceser vuelto del revés, puliremos las esquinas con unos retales de la misma tela que midan de ancho unos 8 cm y de largo unos 14cm, la tela que nos sobre, la cortaremos. Planchamos las dos piezas a partes iguales y las colocamos en los extremos como en las imágenes y cosemos a máquina.

Una vez pulidos los extremos, así nos habrá quedado el neceser, ya podremos darle la vuelta.

Neceser acabado! ¿Os ha parecido fácil? ¿Dudas? ¿Preguntas? Aquí estoy para daros respuestas y sobretodo, vuestras fotos, please!!!

¡Hasta el próximo post!

Sandra

Mochila de Guardería

Tanto si nuestro peque empieza nuevo curso o quiere llevar algún juguete en un día festivo, esta mochila tiene la medida perfecta para que la pueda transportar el solo y además va acolchadita. Para hacerla necesitamos el siguiente material:

Escoger cualquier tela de algodón que os guste o tengáis por casa y otra para hacer de forro o tela i interior , para ambas necesitamos 0,40cm. Para las cintas de la mochila necesitamos 2 metros, 4 hebillas de plástico o metálicas (2 macho y 2 hembra), 0,40 cm de guata de unos 120 gramos de grosor, 1,20 cm de cuerda o cordón que más os guste (también podéis hacerlo de la misma tela de la mochila) y un botón.

Aquí dejo las imágenes del patrón para esta mochila de guardería, lo podéis hacer con cualquier hoja que tengáis, en mi caso he utilizado papel kraft, porque es más fuerte y aguanta más uso.

Base de la mochila: Dibujad un cuadrado con las medidas, 34cm x 27cm + 5cm para el fondo. Y como véis en la imagen, en la base hacemos un ángulo de 90° de 5×5 cm, y se lo quitáis.
Tal como en la foto, marcar los piquetes, ya que van a ser muy útiles para el montaje de la mochila.
De éste patrón cortaremos 4 piezas de tela, 2 para el forro y otras dos para la tela exterior y dos más de guata.
Para la solpa de la mochila tomaremos las medidas que os facilito en esta foto, en cuanto a la curva, sino se os da bien hacerla a mano alzada, podéis intentarlo con cualquier objeto redondo que tengáis por casa, para ayudaros.
De este patrón cortaremos una hoja para la guata y dos de tela.
Patrón del bolsillo exterior frontal de la mochila, cortamos dos telas o una lomada para evitar una costura.
Tela exterior y tela interior o forro cortados: 2 piezas de cada

Una vez cortadas las piezas de tela con el patrón, procedemos a cortar la guata con la misma tela, así es mucho más fácil que con el papel y queda mucho más a la medida.

Bien, ya tenemos todas las piezas, lo primero que vamos a coser, es el bolsillo exterior delantero, cosemos alrededor y dejamos una pequeña obertura para poder darle la vuelta y plancharlo.

Ya lo tenemos listo para coserlo a la tela delantera de la mochila.

Una vez planchado el bolsillo, lo presentamos en la parte delantera intentado que quede lo más centrado posible.

Cortamos la guata a la medida del delantero. Juntamos los dos piezas con pinzas o agujas y dejamos por el momento para centrarnos en la pieza trasera.

Delantero y trasero de la mochila unidos con pinzas a la guata.

Nos vamos a centrar antes en la tapa de la mochila. Con las dos telas cortadas junto a la guata le vamos a poner un trozo de cordón a la medida del botón que hayamos elegido. Esto lo haremos en uno de los delanteros de tela con la guata unida.

Ésta será la medida del botón que yo voy a usar.
Una vez sabemos la medida para que pase el botón,lo colocamos en el centro de la solapa, donde tenemos el piquete y colocado de esta forma.
Tapamos con la otra tela igual para coser las tres juntas, 2 capas de tela y una de guata.

Pasamos a la máquina de coser y cosemos toda la parte redondeada dejando sin coser la parte superior(según la foto) para poder darle la vuelta, plancharla y pasarle un pespunte por encima.

Así tendría que quedaros.

Nos centramos en la parte trasera para poner las tiras de las mochilas junto a las hebillas, pero esta vez lo detallo en video, así será más fácil de entender.

Una vez tenemos las cintas en la parte trasera de la mochila, juntamos con la parte delantera que teníamos apartada y cosemos ambas juntas.

Cosida todo alrededor y luego nos centramos en las esquinas de la base de la mochila. En el apartado del forro os enseño como hacerlo a través de un video.

Como veis, con la guata gana mucha más firmeza y a la vez es más «achuchable» para los peques.

Antes de coser el forro cortaremos una tira de la misma tela del forro o de la tela exterior,eso al gusto de cada uno. Las medidas son las de las fotos a continuación.

En este video explico como aplicar la cinta donde irá el cordón en la mochila.

Pasamos a coser el forro o la tela interior que hayamos elegido, es este video lo tenéis paso a paso.

Forro o tela interior cosida y ahora vamos a unirla a la base de la mochila, dándole la vuelta,es decir con la tela del revés.

Desde la base hasta la parte superior donde hemos puesto la tira para el cordón y sobretodo vuelto del revés.

Ánimo que ya estamos llegando al final!

Videoooo y atentas que aquí no hablo!!

Dudas, preguntas, curiosidades…Y por supuesto vuestras fotos de la mochila acabada!!

¡Espero que os haya gustado este tutorial!

Sandra